Volver a Novedades

Tratamiento de las callosidades sin cirugía

Las callosidades, también llamadas hiperqueratosis o helomas, son dermatosis originadas por la deshidratación e hipertrofia de la capa córnea más superficial de la piel, la cual se endurece, con un fin protector, aumentando la producción de queratina y originando una disminución del aporte sanguíneo seguida de la muerte de las células.

En una primera fase, las callosidades no duelen. Si persiste la compresión, la fricción o el roce, el tejido subyacente se inflama produciéndose una bursitis acompañada de dolor por la compresión de las fibras nerviosas. Si no se pone remedio y persisten estos mecanismos, se producirá seguidamente una inflamación ósea debida al engrosamiento del estrato córneo, el cual adquiere forma de cono con punta profunda ("ojo de gallo", "núcleo", "clavo", etc.) que interacciona con la bolsa serosa y crea un absceso, que en ocasiones se puede infectar. Es por ello, por lo que las callosidades, que en un principio tienen una finalidad protectora, se convierten en áreas muy dolorosas e incapacitantes, dificultando en ocasiones el uso de un calzado adecuado.

Para evitar un posible tratamiento quirúrgico de estas callosidades, se lleva utilizando con éxito, una terapia que consiste en la infiltración de un gel bajo la superficie de estas áreas dolorosas, el cual permite crear una superficie de almohadilladlo y amortiguación de la fricción o roce, haciendo desaparecer con el tiempo dichas callosidades dolorosas.

Aquamid Reconstruction ®, ofrece una oportunidad única para aliviar y mitigar el dolor de estos helomas, de manera rápida y segura.

Se trata de un hidrogel blando y viscoso, el cual se inyecta, previa anestesia, en la zona subcutánea, convirtiéndose en un área blanda y estable de tejido. Esto, proporciona el volumen suficiente para dar soporte y almohadillar la zona alrededor del heloma. Aquamid Reconstruction ®, es un hidrogel transparente, incoloro y biocompatible compuesto por agua en un 97,5% de agua y por poliacrilamida reticulada en el 2,5% restante.

Esta composición, da al gel sus características únicas de elasticidad, viscosidad y estabilidad. Se ha demostrado científicamente que Aquamid se integra con el tejido contiguo a través de una red de finas fibras de tejido conectivo. Con el tiempo, el gel es vascularizado, permitiendo el acceso del sistema inmunológico. El gel es hidrofílico y está en constante intercambio de agua con el tejido contiguo.

Si precisa más información técnica de este producto, pinche en estos enlaces: www.reallasting.com y www.aquamid.es .

Si lo que desea es una información más detallada del procedimiento y de todo lo relacionado con la aplicación de este producto, no dude en consultarnos.

En Clínica del Pie Embajadores estamos a su disposición.

www.clinicadelpieembajadores.com © 2014